Dos goles de Lionel Messi y un golazo de Coutinho dieron al Barcelona una victoria cómoda por 3 – 0 sobre el Manchester United en la vuelta de los cuartos de final de la Champions League.

El Manchester United logró poner presión los primeros minutos al Barcelona en el Camp Nou, pero luego el Barca estuvo apunto de adelantarse en una jugada de penal que luego el árbitro cambió por aviso del VAR.

Pero solo unos minutos más tarde Lionel Messi tomó un balón al borde del área, por derecha, encaró hacia el centro aprovechando el espacio generado por Luis Suárez y disparó ajustado al poste de De Gea. Fue un 1 – 0 liberador y el comienzo de una buena exhibición del Barcelona.

Messi volvería a aparecer minutos más tarde con una buena jugada en la frontal que Messi volvió a tomar en conducción, quedándole para disparar de derecha. El argentino probó y le salió un disparo sin potencia, pero que inexplicablemente David De Gea, portero del Manchester, no logró atajar. Era un 2 – 0 lapidario que dejaba al Manchester United sin muchas esperanzas para pasar a la siguiente ronda.

El Barcelona dispuso de muchas ocasiones en el segundo tiempo, pero fue un tremendo golazo de Coutinho el que dio forma al marcador final. Un 3 – 0 que con el marcador de ida se cierra en 4 – 0, incontestable.

Un año de altibajos para el United, que empezó muy mal bajo la conducción de Jose Mourinho, pero que se coló en cuartos de final donde claudicó contra un Barcelona que va por todo esta temporada.